Test de Castellolí

Llegó el día y la incertidumbre sobre la climatología en el trazado de Castellolí se mantuvo durante toda la jornada, pero el pasado 13 de marzo debía ser la primera toma de contacto de Jose Llamas con el bonito MX-5 Cup de la escudería Skualo Competición.

A primera hora del día de tandas organizado por Trackdays Events se mantenía el cielo nublado, pero sin lluvia. Era hora de atender el briefing y de equiparse para saltar a pista en la primera sesión; esta se tomaría con calma y con la finalidad de revisar que el coche funcionaba correctamente.

Comenzaba la siguiente tanda y el Mazda, pese a pequeños problemas con el cebado del combustible, mostraba una buenísima sensación al volante, a la vez que el piloto iba sintiéndose progresivamente más a gusto en la conducción. Caían las primeras gotas y los neumáticos slick de que se disponían no daban apenas margen para rodar con soltura. Otros participantes también sufrían con las gomas y la sesión se vio interrumpida en alguna que otra ocasión.

Era momento de probar más a fondo, por lo que el equipo decidió marcar un ritmo más continuado para lo que quedaba de evento. Llamas se centró en buscar y encontrar los límites del vehículo, mientras que en las últimas oportunidades, ya con la pista prácticamente seca durante unos pocos giros, pudo enlazar vueltas a un ritmo constante y rápido en el trazado barcelonés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *